12 jul. 2013

¿Nos vamos de picnic?

Cuando sale el sol cualquier parque de Colonia se llena de gente, picnics y barbacoas. La ciudad da un giro de 180º y se vuelve alegre y llena de vida. No importa que se un día de diario. Es una gran opción decidir pasar el día fuera de casa cuando hace buen tiempo. La gente está de buen humor, toma el sol y sonríe. Por lo general, se echan de menos las sonrisas y los gestos amables pero eso cambia en días veraniegos. Cuando voy dando el paseo con Sofie me fijo en esos detalles. Puede que hayas visto a una persona con la cara gris (como el tiempo) pero con un día de sol ese ser irradia otro tipo de luz.

Me gusta hacer picnics, ya sea en la playa, en el parque, en la montaña, en la piscina o en el río. Puede ser una comida con amigos, pareja o familia informal, amena, divertida y diferente. Sofie se divierte mucho al aire libre y tiene espacio para correr, bailar, tumbarse y, sobre todo, gente alrededor que siempre quiere jugar con ella.
Para hacer un buen picnic es indispensable, además del buen tiempo y de un sitio adecuado:
  • Una buena manta en la que tumbarse. Nosotros nos hicimos con una que estaba de oferta y tirada de precio. El problema es la resina de los árboles que cuesta quitarla después por lo que no es aconsejable ponerse justo debajo de determinados árboles. 
  • Una bolsa isotérmica para guardar las bebidas fresquitas
  • Una cesta en la que guardar la comida y cubiertos.Puede ser una bolsa o mochila pero ya puestos a elegir... 
  • Bebida y comida que no necesite mucha parafernalia: sandwiches, queso, embutido, frutos secos, pan, empanadas, tortillas, quiches, ensaladas, fruta... Para beber agua y bebidas con o sin alcohol 8a gusto del consumidor). Puedes hacer hasta una barbacoa (siempre que se permita) llevando un grill portátil y el carbón con la pastilla de quemar. Hay incluso desechables pero te compensa comprar uno porque son baratos y más seguros. 

  • Algo con lo que distraerse: libro, cartas, juegos, música...
  • Accesorios: mechero, abridor de botellas, cuchillo, servilletas, bolsa para los desperdicios y crema solar.

Aunque no tengas dónde ir en vacaciones, si haces planes alternativos como estos la mente se despeja y te puedes relajar, sobre todo aprovechando que la gente está fuera y la ciudad se queda más tranquila. 

Estamos planeando ir mañana a un lago y hacer un picnic con grill. Sin quererlo la vista se nos va al cielo... ¿tendremos suerte con el sol?