11 jul. 2013

Chapuzón en la piscina

Como estos días estaban siendo de verano total, decidimos ir a la piscina. Quedamos con Sara y Santi, y una vez comidos, nos fuimos al Ossendorfbad. Fue llegar, extender las toallas en el césped y cubrirse el cielo de nubes. Pero ya estamos acostumbrados a estos cambios radicales y nos lo tomamos con filosofía
Hay distintas piscinas: cubiertas y descubiertas con agua caliente y con agua fría, e incluso tiene un tobogán grande por el que se tiran niños y mayores. Las piscinas tienen fuentes, bancos y rampas. También cuentan con un servicio de guardería algunas mañanas para que los padres puedan nadar o darse un baño tranquilamente. Está bien pensado para poder utilizar las instalaciones durante todo el año así que iremos en otras ocasiones. A ver si hay suerte y sale el sol de nuevo para poder ir pronto a lucir nuestros cuerpazos de verano.


Estuvimos unas cuantas horas pero al no acompañar el día merendamos, recogimos los bártulos y nos fuimos al parque a jugar.Estuvimos en una zona infantil cercana a casa pero en la que no habíamos estado antes. no había ningún niño así que sacamos partido a los balancines, tobogán y peonza. Lo pasamos en grande.

Para rematar el día bailamos en el salón y hemos dormido del tirón.
Sin duda fue un gran día.