21 oct. 2013

Feliz lunes


Recuerdo los domingos de mi infancia como el mejor día de la semana. Teníamos a papá todo el día para nosotros. Nos despertaba el olor a tostadas recién hechas, la música de uno de sus vinilos y el salón se convertía en la mejor pista de bailes en pijama. Ahora soy yo la que recreo estas escenas con Sofie siguiendo sus pasos. Hay que ver cómo funciona la memoria y cómo puedes revivir momentos como si fuera ayer. Para él va mi sonrisa de hoy y la canción de la semana, "Here comes the sun"



Queda tan poco para tener a mis padres unos días por aquí... ¡Que vuele el tiempo!