3 jun. 2013

Domingos para repetir

Ayer fue un día redondo. Salió el sol  lo que implicó tirarnos a a calle en cuanto fue posible y hacer un poco de fotosíntesis. Ahora entiendo el efecto "lagarto" que hacen los alemanes cuando van de vacaciones a España. Quedamos con nuestros amigos y fuimos a comer unas buenas hamburguesas caseras en "Die fette Kuh". Es un sitio pequeño pero acogedor con una carta reducida pero apañada y con precios económicos. Si un día pasáis por Colonia es un sitio totalmente recomendable, sobre todo si hace sol y encontráis una mesa en la terraza disponible. Las veces que hemos ido ha sido llegar y besar el santo: una mesa al solecito nos esperaba. 



Los niños se lo pasaron en grande bailando en el Strassenfest de Choldwigplatz y después fuimos a Baum Haus, un Eltern-Kind-Café que está en ese barrio . Es bueno encontrar sitios como este donde los peques pueden moverse a sus anchas, coger los juguetes y los libros del local y jugar con otros niños mientras los padres toman algo. La verdad es que lo veo más como un sitio para la merienda que para comer debidamente, eso sí, merienda en horario alemán porque a las 18 cierran religiosamente. A veces hacen tartas caseras y hay un plato del día. No es que la cocina sea la bomba pero un refresco sabe igual en cualquier sitio.



Y por último paseamos por la orilla del Rin. ¡Estaba hasta arriba de gente!