30 may. 2013

Días en casa

Ayer llovió. Un día de lo más alemán lo que significa quedarnos en casa y esperar que amaine la lluvia para poder salir. El carro de la niña tiene plástico pero yo no, y salir con el paraguas y el carrito es un rollo. No es divertido pasear bajo la lluvia y tentar a la suerte pillando un catarro. Así que mientras esperábamos a papá hicimos cosas divertidas en casa: pasear a las muñecas, jugar a las camareras, a las cocinitas...  Puede tirarse entretenida con su cochecito y sus muñecos muchísimo rato. Ha empezado muy pronto a imitarme y hacer estos juegos pero estoy encantada.

También estuvimos cantando y bailando, sobre todo la canción de Noé que le enseñó la abuela los días que pasamos en Madrid. 


Después fuimos todos a hacer la compra y hubo noche de perritos. Cuando preguntas "¿te gustan las salchichas?" te dice sí con la cabeza sin dudarlo. 

Hoy no llueve pero el cielo sigue gris... Al menos es fiesta aquí y tenemos planes con nuestro amigo Chris y con el tito Frank.