12 may. 2013

¡Al agua patos!

Todos los sábados vamos a la piscina de la Sporthoschule de Köln con la nena. Desde las 8 de la mañana hasta las 12.30 puedes ir a Babyswimmen y aquí es algo que hacen muchos padres con sus hijos. No es una actividad estrictamente dirigida por lo que es bastante relajado y flexible. Es muy divertido estar en familia a remojo. Sofie disfruta como una loca en el agua, con juguetes, flotadores y colchonetas por todas partes, dando vueltas en brazos, tirarse por el tobogán... ¡Y pegarse una sauna mientras la secamos!

 Es increíble verla con los ojos abiertos debajo del agua. Dentro de poco empezaremos a sumergirla como si se tirara de cabeza. Es muy raro que llore o se asuste. Los niños allí se lo pasan más que bien y a los padres se nos cae la baba viendo cómo crecen. 

Al principio llevaba bañadores desechables pero ahora luce este bañador que le regaló su tío Quique por su primer cumpleaños. ¡Está para comérsela!




 Bañador Zara ss13